domingo, 12 de enero de 2014

¡¡Atención aventureros!! Excluidos en nuestro propio país.

Buenos días aventureros, seguro que muchos de vosotros ya saben de lo que voy a hablar hoy, pero me veo en la obligación moral de hacerme eco de esta noticia para que llegue al mayor número de personas posible.

Sorpresa, susto, desconsuelo

Me parece súper indignante que no se haya oído hablar de esto en ningún medio masivo, pero me parece aún más indignante esta medida y la forma en la que la han aprobado. El día 26 de diciembre 2013 y mientras todos disfrutábamos de los días de navidad con nuestras familias, en esos días en los que estás out de todo lo que pase en el mundo, más allá de tu casa. El gobierno español aprobó una medida que fue directamente incluída en el B.O.E., es decir, ya está aprobada y en vigor. Porque hay gente a la que le he contado esta noticia y no se lo creía, les parecía un bulo al no haber oído hablar de ello, pues bien, para toda esa gente, que visite la web oficial del B.O.E. aquí. Se que es difícil de creer, pero así ha sido. 

Bien, a lo mejor hay algunos que no saben de qué va esta noticia, nuestro gobierno ha aprobado dentro de la ley 22/2013 de Presupuestos Generales de Estado para el año 2014 una enmienda en la que establece que las personas desempleadas sin derecho a prestación ni subsidio de desempleo perderán el derecho a la Sanidad Pública española si están más de 90 días fuera del estado español. Pero lo peor, al menos para mí, es que todos aquellos que vuelvan a España no volverán a tener derecho a la Sanidad hasta que no encuentren y formalicen un contrato de trabajo, quedando literalmente excluidos. Vale que se puede aceptar que en periodo de crisis y con todos los recortes que está habiendo que la gente que se vaya fuera deje de disfrutar del derecho a la sanidad pública si está cotizando en otro país y tiene derecho a otro sistema de sanidad. Pero lo que no puedo entender es como nuestro gobierno deja en situación de desamparo a aquellas personas que vuelvan a su país, a lo mejor, se fueron obligadas por la situación de desempleo existente y les fue mal allá donde fueron, y vuelvan a su país y se encuentren excluidos de la sanidad. Porque primero encontrar un trabajo en nuestro país no es algo fácil hoy en día, si no no se hubiera ido toda la gente que se ha ido, pero es que además esta medida va a obligar a aceptar cualquier tipo de trabajo y a cualquier precio a la gente.

Por lo tanto, si pasas más de 90 días al año (atención: no necesariamente consecutivos)  fuera de nuestro país, serás considerado no residente, y en consecuencia pasas a depender del tipo de sanidad del país en el que te encuentres, eso para los que estén trabajando. Para los que tengan la mala suerte de irse sin contrato de trabajo se verán obligados a contratar servicios privados sanitarios o a depender de atención médica directamente.


"El cambio hecho a la Ley 16/2003 de “Cohesión y Calidad del Sistema Nacional de Salud” modifica la letra d) del apartado 2 del artículo 3 de la ley, determinando que “tendrán la condición de asegurado” quienes se encuentren en la situación de “haber agotado la prestación o el subsidio por desempleo u otras prestaciones de similar naturaleza, encontrarse en situación de desempleo, no acreditar la condición de asegurado por cualquier otro título y residir en España”.

Es precisamente esta última frase referida a la residencia en el país la que afecta a los exiliados por motivos laborales, junto con la nueva disposición adicional al Texto Refundido de la Ley General de la Seguridad Social, que determina la “pérdida de residencia a efectos de prestaciones de la Seguridad Social” y donde se indica que “el beneficiario de dichas prestaciones tiene residencia habitual en España aun cuando haya tenido estancias en el extranjero siempre que estas no superen los 90 días a lo largo de cada año natural"

Yo, sinceramente, no entiendo este tipo de medidas las cuales fuerzan claramente a que toda esa gran cantidad de gente que se ha ido, (se estima que sólo en el último año abandonaron nuestro país unas 600.000 personas) no vuelvan. Y es que es normal ese sentimiento de rabia entre todos los que nos toca de cerca esto, rabia hacia nuestro país, que parece que no nos quiere y nos echan, porque no hay sitio para los que no se conforman con cualquier trabajo, para aquellos que les ha sido imposible encontrar cualquier tipo de trabajo, o para los que, directamente, se van fuera en busca de experiencias nuevas. Mi humilde consejo desde este pequeño blog, es que visto lo ocurrido, y que es una enmienda ya aprobada es que "esta gente" no nos amargue la vida ni nuestros planes vitales, ni nuestras ganas de vivir. Yo sólo espero que todos los que os encontráis fuera hayáis tenido la suerte de encontrar un trabajo que os permita vivir. Porque lo que no podemos hacer es dejar de intentar seguir nuestro desarrollo profesional por alguien a quien ninguno de nosotros les preocupamos. Y sobre todo, espero que a todos los que les afecte esta medida que por favor, nadie se ponga muy malito.

Os aconsejo a todos los que leáis esto visitar La guía para intentar no perder la tarjeta sanitaria si te vas al extranjero, y sobre todo el apartado a quién le afecta esta medida.

Un beso enorme a todos, ¡mucho ánimo!

=)


*Por favor, si tienes más dudas, quieres conocer algún dato concreto o quieres añadir cualquier cosa que crees interesante o importante no dudes en decirlo; ¡todas vuestras opiniones son bienvenidas!

No hay comentarios:

Publicar un comentario