miércoles, 20 de noviembre de 2013

Strange as all the beginnings...

Como siempre que se comienza algo nuevo es raro hasta que te adaptas. Además, normalmente, no sabes muy bien cómo empezar y si encima cuentas con un público aún inexistente es más raro todavía. Si me pongo a pensar en todo lo que me gustaría transmitiros me vienen mil ideas a la cabeza y es difícil estructurarlas. Pero tengo claro que la dinámica principal del blog será la de aconsejar a nuestros aventureros,  centrándonos en los países de despaíses de destino, ya que generalizar es muy difícil.

Los consejos serán para todos pero, cada uno, desde su situación personal, tendrá que tener en cuenta diferentes factores, ya que existen dos perfiles muy diferenciados dentro de la gente que se va. Por una parte, están los que se van con un contrato de trabajo ya cerrado. Si tienes la suerte de haber encontrado trabajo antes de irte, ya tienes la principal preocupación cubierta, aunque siempre te vendrán bien nuestros consejos (sobre burocracia al llegar al país, búsqueda de domicilio, etc si la empresa no te lo organiza ya).

Por otra parte los que se van “a la aventura”. Puede parecer muy bonito pensar "me voy y a ver qué pasa", y puede serlo, creo que supone un gran reto para las personas que decidan hacerlo. Pero para dar este paso, tienes que tener muy claro que te quieres ir, que no te ves obligado, y que las posibles eventualidades que te surjan en este proceso no van a afectar negativamente en tu autoestima, porque si no todo lo vivirás como un drama.

Dentro de toda la gente que se va, independientemente de cómo lo haga, encontramos un perfil muy marcado, generalmente son jóvenes, sin cargas familiares, al inicio de su carrera y con alta formación y cualificación (carreras, másteres, idiomas…). Por otra parte, aunque en menor medida está aquella gente que no tiene tanta formación pero sí una amplia experiencia profesional, y que se han visto "obligados" a irse por no encontrar alternativa laboral en España.

Para todos aquellos, cualquiera que sea su realidad personal, intentaremos resolver las dudas más comunes.


Es normal encontrarse perdido al inicio del camino, sobre todo cuando el sendero no es claro y definido, pero ya sabéis aventureros, como bien dijo Antonio Machado “Caminante, no hay camino, se hace camino al andar”. Cada uno construye su destino con sus acciones, sólo disfruta de ese proceso, y recuerda, sólo es raro al principio. 

=)

No hay comentarios:

Publicar un comentario